¿Hambre o prosperidad? Ustedes decidan. Padre Ugalde si hay solución.

Articulo 299 Constitución Nacional, COMO SE SIEMBRA EL PETROLEO.

¿Sera brujería? No les parece muy raro que en medio de la crisis socio económica más grave de la historia del país, las instituciones de la sociedad civil, partidos políticos, instituciones del propio estado, incluida la Asamblea Nacional, gobernaciones, alcaldías y hasta la mesa de dialogo, no hayan realizado una consulta abierta, democrática y participativa para discutir la no aplicación del artículo 299 de la constitución nacional, siendo esta la norma que determina el Sistema y Régimen para el desarrollo socioeconómico de la Republica, LA UNICA SOLUCION viable y sostenible al caos que vivimos. Esta disposición es la guía, el mapa que señala el camino hacia el desarrollo y en la actualidad la única salida del túnel donde estamos todos los venezolanos.

Aprobada por la Asamblea Constituyente de 1.999, su redacción es impecable. Su estructura es perfecta. La norma estable los principios y garantías, objetivos generales y específicos, el trabajo conjunto del estado y la iniciativa privada para promover el desarrollo armónico de la económica nacional y la planificación estratégica, como el método para alcanzarlo, y todo ello, alineado a los mandatos de las Naciones Unidas. No es casual que todos los países desarrollados la hayan usado desde hace más de 80 años para alcanzar sus altos niveles de calidad de vida y los que están en vías de desarrollo liderados por Chile, ya suman varias décadas.  Es un hecho público y notorio, pues se han publicado cientos de libros que recogen los planes de desarrollo de estos países, sus estados y ciudades, que solo el trabajo conjunto entre el sector público y privado, usando como método de trabajo la Planificación Estratégica de consulta abierta produce positivos resultados de desarrollo socioeconómico en el corto, mediano y largo plazo. No es magia, es método.

Ahora, ¿Por qué Venezuela no lo ha implementado?    

La respuesta es sencilla. La abundancia de petróleo y el dinero fácil que llegaba a borbollones, instauro la falsa idea de “lideres”, “mesías” “iluminados” con poderes extraordinarios que podían solucionarlo todo, a punta de billetes verdes que brotaban de los pozos petroleros, recalcando la idea de que no era necesario trabajar, y menos con orden y disciplina que es lo que se logra con la Planificación Estratégica.

El exceso de dinero, mal gastado y derrochado, repartido sin control a todos los niveles de la sociedad y la propaganda pagada que lo acompaña, creo personajes míticos, a quienes se les perdonaba todo, incluso, que tomaran parte de ese dinero para ellos y su familia.

Uslar Pietri que tanto nos enseñó, le falto hablarnos de esto. Él dijo: Si no se siembra el petróleo, Venezuela tendrá tres etapas petroleras. Pre petrolera, muy pobre, rural y campesina. Petrolera, rica y urbana, con modernas autopistas, al lado de ranchos que nos recuerdan cuan cerca estamos de la pobreza de dónde venimos, y a la cual podemos volver, sino sembramos el petróleo, y la Post Petrolera, donde seremos de nuevo pobres y miserables, cuando ya el petróleo no sea importante. Pues no sembramos el petróleo y ahora hemos vuelto a ser, pobres y miserables.

Sembrar el petróleo fue una frase que recogía que debíamos hacer con aquella riqueza que brotaba del suelo y lo sigue siendo, pues, la única manera de sembrar riqueza es mediante Planes de desarrollo que permitan un trabajo conjunto entre el sector público y privado, con disciplina y orden, en pro de objetivos de desarrollo del ser humano y su comunidad, enmarcado en principios y garantías que el Estado debe proporcionar cumpliendo y haciendo cumplir la ley. Sembrar significa producir y crear, de forma masiva para atender la demanda de consumo nacional y que quede un excedente para exportar no solo en materia prima sino en productos terminados con alto valor agregado nacional que produzcan divisas para fortalecer la soberanía económica y esta siembra solo la lograremos si dejamos de improvisar, y cumplimos con el régimen de planificación estratégica establecido en el artículo 299 de la constitución nacional.

Al Padre Ugalde y a todos les digo, no es con brujería, magia o actos mesiánicos, sino con PLANES. Aún existe la posibilidad de sembrar el petróleo, pues aunque haya perdido importancia, aun podemos hacer planes para aprovechar su potencialidad, para ello es necesario exigir se cumpla con la ley y se aplique la Planificación Estratégica de forma inmediata en todas las instancias de gobierno, es la UNICA SOLUCION a la crisis y el camino seguro al desarrollo socioeconómico.  La sociedad debe exigirlo y los funcionarios del estado cumplirlo.

Dr. Nestor Rincon F.

Presidente

FUNDACION PROPUESTA PAIS

Telefono: 0414-3616950

Email: nlrinconf_005@hotmail.com

 

https://goo.gl/FCXViR

A %d blogueros les gusta esto: