PARA MARIO: ¿COMO Y CUANDO SUPERAREMOS LA POBREZA?

Mario piensa que salir de la pobreza y tener éxito es muy difícil actualmente en Venezuela.

Parece más difícil de lo que realmente es.

Mario es un joven venezolano que vive con dos hermanos menores en un rancho en una barriada pobre al noroeste de Maracaibo, se siente angustiado, confundido y frustrado porque no ve oportunidad de construir su futuro en Venezuela, trabajaba en un gran centro comercial cerca, pero perdió su trabajo hace días cuando la empresa cerró. Como muchos otros quiere irse del país, “tal vez a Colombia” ha comentado. Nadie le ha explicado que hacer para salir de la pobreza, ni cómo hacerlo, ni cuándo. Nadie le ha enseñado que su futuro depende de él, que lo tiene frente a sus narices, ni que para alcanzarlo debe tener un plan, un plan que nadie va hacer por él. Que tendrá obstáculos y deberá superarlos con sus propias fortalezas y la de aliados que logre identificar y sumar.

A Mario nadie le ha dicho que su futuro depende de trabajar con un orden razonado y eso solo es posible con un plan, que sirve de guía que indica el camino, un plan que es un método, que en ese plan debe fijar como objetivo central su sueño de un futuro próspero para salir de la pobreza, que lo obligue a pensar en que debe hacer y probar si sus estrategias son buenas para iniciar las tareas hasta alcanzar el objetivo. Aprender que mientras avanza debe contar con indicadores como los que tienen los tableros de los aviones que le informan al piloto si va en el camino correcto o no. Nadie le explicado a Mario que en Venezuela su país, tiene mejores oportunidades de lograr su sueño que en cualquier otro y finalmente nadie le ha mencionado que otros jóvenes como el en otros países, pasaron por las mismas o peores circunstancias y a pesar de eso, lograron superar la pobreza.

ENTORNO NEGATIVO QUE MARIO DEBE SUPERAR

Los jóvenes saben que Venezuela tiene fortalezas que se pueden aprovechar  para crear mejores condiciones de desarrollo para lograr su objetivo de un futuro mejor, no obstante, al igual que el resto de la población nadie le ha explicado que hacer, ni cómo ni cuándo, para cambiar el entorno negativo que hoy presenta. Deben identificar dirigentes capaces y honestos, no politiqueros ni improvisados, y mucho menos nuevos mesías populistas, que son los responsables del caos.

MARIO DEBE COPIAR LO QUE OTROS HACEN BIEN Y SUPERARLOS

Superar la pobreza pasa por cambiar de actitud, de conformista ha emprendedor exitoso, y ello depende de conocer que los procesos de producción siempre pueden ser más eficientes, y aportar el mayor valor agregado posible, de allí que, los jóvenes deben educarse y capacitarse para empleos que sumen el máximo valor a la transformación de materias primas y evitar empleos primitivos del tipo siembra en conuco o corte de pelo con totuma, pues estos no permiten el crecimiento de la producción, están diseñados para ejercer dominio sobre estos trabajadores. Por esa razón se debe apuntar hacia la industrialización.

TODOS LOS JÓVENES DEBEN PARTICIPAR EN LOS ASUNTOS PÚBLICOS

Conociendo estas primeras líneas básicas, a los jóvenes les toca demostrar toda su inteligencia y trabajar en paralelo para lograr un mejor entorno político, social, económico, cultural y educativo, asumiendo su participación en los asuntos públicos, una responsabilidad que no deben delegar en nadie, por ser un derecho y un deber constitucional según lo dispone el artículo 62 y para evitar que otros saboteen su futuro, calcado de las constituciones de países más avanzados del mundo.

JÓVENES DEBEN EXIGIR AL ESTADO SU DERECHO A SER EXITOSOS

Todos los jóvenes como Mario deben exigirle al Estado que invierta en acondicionar zonas industriales, contratar profesionales extranjeros que vengan a aportar sus conocimientos y experiencias para crear mayor valor agregado nacional mientras nos nivelamos; en crear misiones especiales fuera del país para estudiar la organización política y económica de países exitosos, en promover que copiemos y mejoremos sus tareas de producción, y luego promover la privatización de una parte de esas empresas públicas para ponerlas a cargo de Mario y el resto de los jóvenes venezolanos, que ya preparados para asumirlas, puedan convertirse en empresarios privados prósperos y dignos.

Juntos debemos impedir cualquier intento de dominio colonial o ideológico que represente la perdida de la libertad individual o colectiva, el libre pensamiento y de opinión, la libre empresa, y la posibilidad de que cada quien elija su futuro, ideologías que promueven la cultura de la violencia y la muerte, esas que en la historia son ejemplos de fracasos sociales y económicos. Deben defender la cultura del éxito como un derecho humano universal a no ser pobre y como venezolanos de pertenecer a un país exitoso.

Los jóvenes no deben participar en la destrucción de la infraestructura del país, todo lo contrario, deben buscar preservarla a toda costa, porque representa otro aspecto para su éxito futuro, deben sumarse al esfuerzo empresarial por mejorar las técnicas y la aplicación de nuevas tecnologías de producción como garantía para el financiamiento de sus actividades en pro del fortalecimiento de la economía del país.

Mario y todos los jóvenes deben promover un régimen constitucional democrático que garantice la participación ciudadana en los asuntos públicos como parte de la cultura ciudadana y garantía de transparencia de la gestión pública, para que el dinero público no se gaste en armas y corrupción sino para el crecimiento del desarrollo industrial y científico, para aprovechar las oportunidades de un mercado cada vez más competido.

Nuestros jóvenes deben aprender cómo se genera, valida y se usa el conocimiento para corroborar los datos científicos y factores sociales e históricos que los preceden y los límites de su existencia en favor de su desarrollo personal y del país; deben aprender a estudiar los procesos mentales y el comportamiento humano en relación a su entorno, para alinearlos a favor del objetivo común de una mejor calidad de vida. Para ello deben hacerse las siguientes preguntas: ¿Qué es el conocimiento? ¿Cómo llevamos a cabo los seres humanos el razonamiento? o ¿Cómo comprobamos que lo que hemos entendido es verdad?. Las respuestas a estas preguntas les permitirá conocer su propio conocimiento y a perfeccionarlo, a incrementar su utilidad y el valor de su aporte a la creación del capital patrimonial y social del país. Les permitirá comprender que el único método de éxito lo representa la planificación y en especial la Planificación Estratégica que permite aportar al proceso de trabajo una información ya validada y admitida científicamente para alcanzar mejores resultados, el éxito en sí. ¿no es eso lo que quieren nuestros jóvenes, lograr un futuro exitoso?

Si todos actuamos con valor y firmeza superaremos muy pronto la pobreza, y tan rápido que las cicatrices de las heridas causadas por la crisis, solo serán marcas de un pasado que nuestros hijos ya no sufrirán.

Si desea apoyar nuestro movimiento envía este documento a las familias de los jóvenes del país y habla con ellos de su contenido. Suscríbase a www.propuestapais.org.

Fundación Propuesta País

Néstor Rincón

@NestorRinconf

Presidente

A %d blogueros les gusta esto: