PRESIDENTE, GOBERNADORES Y ALCALDES DEBEN CUMPLIR PLANES, COMO EN PERU

Los responsables de cumplir y hacer cumplir la ley son quienes no la están cumpliendo, por eso estamos en un caos y los representantes de la sociedad organizada, universidades, gremios, sindicatos, asociaciones de vecinos, empresarios, etc, deben exigirlo. Ninguna autoridad en Venezuela ha elaborado un PLAN ESTRATEGICO DE CONSULTA ABIERTA para el desarrollo socioeconómico para su instancia de gobierno, en conjunto con la iniciativa privada, como lo ordena el artículo 299 de la constitución, ni ha rendido cuenta de su gestión en la forma como lo ordena el artículo 315 de esa máxima ley. Entonces, ¿cómo podemos aspirar tener un país sin crisis y desarrollado? Sería como si alguien pretendiera ser Presidente de la República sin inscribirse como candidato, ni tener un partido político; o como si alguien quisiera casarse pero no buscara una pareja.

En el marco del Estado Social y Democrático de Derecho, todos los entes públicos están sujetos a los principios constitucionales de transparencia y publicidad que son la regla de toda la actuación administrativa. Estos entes están llamados a ser casas de cristal, en cuyo interior puedan revisar a plena luz del día, todos los ciudadanos. Deben crear canales permanentes y fluidos de comunicación con los medios de comunicación colectiva en aras de incentivar una mayor participación directa en la gestión pública, especialmente, tanto a la hora de planificar como al momento de rendir cuenta.

Citamos a Luis Balo Farías autor del libro “Crisis venezolana, Causas y Soluciones estructurales” publicado en 2014, quien coincide con los propósitos que viene exponiendo la fundación Propuesta País, al afirmar: “en ninguno de los planes propuestos por los líderes venezolanos para enfrentar y superar la devastación acumulada y destruir para siempre el caldo de cultivo y sus causas, se contempla el elemento esencial del cual depende el éxito del propósito recuperador y regenerador de todo Plan Marshall: la sustitución de los modelos centralizados de Estado, Economía y Educación e Investigación.”

Nuestros constituyentes completaron esta afirmación de Farias, pues si bien es cierto que el artículo 158 de la Constitución Nacional define la descentralización como política nacional, que debe profundizar la democracia, acercando el poder a la población y creando las mejores condiciones, tanto para el ejercicio de la democracia como para la prestación eficaz y eficiente de los cometidos estatales, no es menos cierto que los resultados de la gestión dependen exclusivamente de la gestión de los gobernantes, quienes están obligados a planificar el desarrollo socioeconómico de sus respectivas jurisdicciones en conjunto con la iniciativa privada como lo ordena el articulo 299. Y además a rendir cuenta pormenorizada de las partidas presupuestarias ejecutadas en comparación con los resultados obtenidos.

Pretender que las ciudades, estados y el País sean prósperos, sin planes elaborados en conjunto con la iniciativa privada y aplicando el método de consulta abierta, y sin gobernantes capaces y honestos, no es posible.

Pretender que no se formen huecos en las calles y carreteras sin hacer buenos drenajes, no es posible, como tampoco, que haya cultura ciudadana sin educar a la población con programas que tengan ese fin y se ejecuten de forma permanente. Esto representa una obligación de las autoridades municipales, estadales y nacionales, así como de todas los grupos de la sociedad civil organizada, a través programas orientados a la formación y capacitación ciudadana, especialmente para el ejercicio de la contraloría social.

 

Pretender buenos resultados en cualquier objetivo que nos propongamos, sin planes y y sin personas capaces y comprometidas en trabajar con orden y disciplina para alcanzarlos, no es posible, porque los buenos resultados no dependen de ideologías, ni posturas políticas, sino de técnicas de buena gestión. Entonces hasta que no elijamos personas capaces de elaborar planes de desarrollo socioeconómico en conjunto con la iniciativa privada, y comprometidas con rendir cuenta de sus resultados, seguirá imperando un caos cada vez peor. Es, así de simple.

Pretender salir del caos en el que estamos con los mismos responsables de haberlo creado, no es posible. Pensar que eligiendo a los mismos que nos trajeron a esta desgracia, es ignorancia, ingenuidad o mala intención de quienes los apoyen, porque “La culpa no la tiene el loco, sino quien le da el garrote” Y entonces, ¿Por qué todavía algunos apoyan a los responsables del caos? La respuesta es muy sencilla. Su enfoque es el dinero, no el país. No les interesa el país. Pues déjennos decirles, que a millones de venezolanos si nos interesa Venezuela, aquí tenemos todo lo que somos y no vamos abandonarla al abismo que la empujan.

Pretender que los comportamientos anti éticos de los gobernantes actuales y otros del mismo cuño que se asoman, no es real. Tenemos que salir de ellos.

Pretender que con los funcionarios actuales se logren buenos resultados de gestión pública, tampoco es sincero. Y como no pueden presentar cuentas de su mala gestión, aspirar que con estos mismos personajes, no se usen los recursos públicos para el proselitismo político, repartiendo todo tipo de dadivas, tampoco es real.

Por lo anterior, soñar que con los gobernantes que hemos tenido y su círculo de allegados, conocidos popularmente como enchufados, vamos a lograr la verdadera contraloría social, establecida en el artículo 299 de la Constitución Nacional, por medio de la participación de la iniciativa privada en la elaboración y control de los planes estratégicos para el desarrollo socioeconómico como medio de participación, no es verdad, nunca lo van a permitir.

Stephen Covey, citado por Farías, en Venezuela “si seguimos haciendo lo que estamos haciendo, seguiremos consiguiendo lo que estamos consiguiendo”…”Venezuela tardará 85 años para disminuir en 2% la pobreza extrema (personas que viven con menos de un dólar diario, según un estudio elaborado por el PNUD de la ONU) si se mantienen los índices de crecimiento de los últimos nueve años” Datos estadísticos publicados por el Diario El Nacional, en fecha 02-06-03.p.B.

En consecuencia, para cambiar esta realidad y crear un gran futuro para nuestras familias y comunidades, necesitamos el apoyo decidido de los venezolanos comprometidos  con el país, aquellos que ya decidieron como nosotros no abandonarlo, para que entre todos asumamos la responsabilidad directa en su reconstrucción. Queremos demostrar que si se puede lograr el desarrollo socioeconómico como lo están logrando Chile, Perú, Colombia, Ecuador; como lo han logrado los americanos, europeos, asiáticos, y hasta los africanos, todos menos nosotros. Ellos tienen bellas ciudades y alto nivel de vida, mientras nosotros no tenemos ni como comer. Quien haya viajado a Medellín, Lima, Guayaquil, Santiago de Chile, por aquí cerquita, o a Miami, Dubái, Singapur o a las grandes ciudades americanas, europeas o chinas sabe bien lo que estamos diciendo.

Según el Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) del estado Colombiano, la seguridad alimentaria se refiere a la disponibilidad suficiente y estable de alimentos, el acceso y el consumo oportuno y permanente de los mismos en cantidad, calidad e inocuidad por parte de todas las personas, bajo condiciones óptimas para llevar una vida saludable y activa. En consonancia con este concepto, se formulo el objetivo general del Plan de Desarrollo 2012 – 2015 de la ciudad de Medellín -por ejemplo- el cual establece, disminuir las desigualdades  sociales y económicas, asociadas a la inseguridad alimentaria y nutricional en los hogares de Medellín,  a través de acciones que propendan por la equidad en el acceso de la población a alimentos nutritivos y la formación e incorporación de prácticas económicas y productivas y hábitos alimenticios; entre los que cuentan una veintena de programas pertinentes todos en plena ejecución por parte de las autoridades con buenos resultados, conocidos, en sesiones de rendición de cuenta permanente.

Ellos han dado preponderancia en la integración de los Consejos de Planificación a la iniciativa privada. Esa ha sido la fórmula para obtener los buenos resultados que hoy exhiben en la mayoría de los indicadores de desarrollo socioeconómicos. Esos gobernantes exitosos, practican el siguiente lema: “Las comunidades organizadas son parte esencial de los Planes de desarrollo de nuestras ciudades y estados, con ella discutimos los objetivos y estrategias para alcanzarlos, así como el método de supervisión y evaluación de resultados”

Les pedimos nuevamente, se sumen a la tarea de poner en evidencia esta realidad y sus razones, de que Venezuela, con más dinero y oportunidades de lograr esos mismos niveles de desarrollo socioeconómico no lo haya logrado, es única y exclusiva responsabilidad de quienes dirigen los partidos políticos, que no hacen ni dejan hacer planes para nuestras ciudades, estados y el país, y que su alcahuetería se suma la vagabundería apoyar la practica corrupta de la no rendición de cuentas de sus miembros en funciones de gobierno, tales como alcaldes, gobernadores y presidente de la república.

Si queremos lograr el desarrollo no podemos elegir ni a incapaces ni corruptos y en Venezuela todos nos conocemos muy bien. Tenemos gente capaz y honesta para reconstruir el país. Entonces ¿Cual es el obstáculo? Quienes dirigen a los partidos políticos, son el obstáculo. ¿Por qué? Porque tienen secuestrada la participación ciudadana, no permiten que se hagan los planes de desarrollo de la manera como lo ordena la constitución ni permiten que sus miembros como gobernantes rindan cuenta. ¿Qué hacer entonces? Difundir por todos los medios posibles este mensaje y poner al descubierto esta situación y presionar a quienes dirigen los partidos hasta lograr que cumplan la ley o desecharlos y comenzar a identificar nuevos partidos y dirigentes que podamos elegir que si estén comprometidas a cumplir la ley y permitir la participación de los representantes de la sociedad organizada en  la elaboración de los planes de desarrollo y rendir cuenta de su ejecución como lo ordena la constitución.

Vamos todos a difundir este mensaje y a presionar desde el seno de nuestras familias, vecinos, comunidad y por todos los medios posibles hasta lograr que partidos políticos cumplan la constitución.

Fundación Propuesta País www.propuestapais.org

Néstor Rincon @Nestorrinconf

Presidente

A %d blogueros les gusta esto: