¿QUEREMOS MÁS CLAPS/HAMBRE O UN PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO QUE PRODUZCA RIQUEZA?

Corrían las protestas del 2014, cuando vimos por primera vez al señor Maduro ofreciendo “carnets o tarjetas de alimentación” a las personas más pobres del país, como condición para poder comprar alimentos al estilo bolsas “Claps”. No se necesitaba ser analista político para predecir que esos carnets serían utilizados para conectar el hambre con los votos en las siguientes elecciones, el hambre es la más efectiva herramienta de dominación, prueba de ello es, que hasta las fieras más indomables como los leones o tigres, son sometidos en los circos a través del racionamiento de sus alimentos.

Alarmados ante tan inhumana estrategia política, un grupo de organizaciones de la sociedad civil, organizamos un encuentro para dirigentes políticos, empresariales, profesionales, técnicos y sociales en los salones del Hotel Intercontinental de Maracaibo, con el propósito de presentar una propuesta para la elaboración de un Plan Político para competir con aquella peligrosa estrategia del gobierno, y hacerlo entre todos.

EL ENCUENTRO SE EXTENDIO POR TRES DIAS  

Se inició aquel encuentro que duraría tres días. Asistieron entre otras personalidades del Zulia, el hoy gobernador electo Juan Pablo Guanipa, Rafael Ramírez y otros dirigentes de Primero Justicia, Carlos Petit de Fetrazulia, Gualberto Masyrubi del Magisterio, varios dirigentes sindicales, varios diputados, entre ellos, el Diputado Eliseo Fermín y otros dirigentes de Un Nuevo Tiempo, los conocidos políticos Fernando Álvarez Paz y Joaquín Chaparro, así como, un nutrido grupo de dirigentes comunitarios, varios jóvenes líderes de las protestas y el versado comunicador y analista político Ángel Monagas, entre el grupo de periodistas.

OBJETIVO Y CONCLUSIONES DEL ENCUENTRO

Durante esos tres días, todos los asistentes tuvimos la oportunidad de conocer los detalles del funcionamiento de los referidos “carnets de alimentación” como una poderosa arma política; y fuimos advertidos de la amenaza que representaba para una población indefensa y hambrienta. Asimismo, fuimos exhortados a asumir juntos entre las organizaciones de la sociedad civil y los partidos políticos la tarea de preparar aquel Plan Político propuesto no solo para hacerle frente a semejante intimidación sino para lograr salir de la crisis y alcanzar el desarrollo social y económico del estado Zulia y del país.

En las exposiciones se presentaron varias propuestas para brindarle a toda la  población y en especial a la  más pobre,  no solo la posibilidad de obtener un carnet para comprar comida, sino que, la cedula de identidad debía ser suficiente para tener derecho a una mejor calidad de vida. Por ejemplo, contemplar en el plan político, el  impulso de los sistemas de Asistencia Social, Seguridad Social, Pensiones y Jubilaciones, los cuales habrían de ser dirigidos,  por Juntas directivas integradas por funcionarios del Estado y representantes de los órganos de la iniciativa privada y sociedad civil. Eso garantizaría, que fueran absolutamente independientes de la discrecionalidad del gobierno de turno para evitar  ser usado como herramienta coacción  política sobre todo conociendo el afán populista de líderes sin escrúpulos. Recuerdo que una de las propuestas guardaba similitud con la famosa “Tarjeta Mi Negra” presentada por Manuel Rosales cuando fue candidato presidencial. Sin embargo, todos estuvimos de acuerdo que cualquier propuesta para atender las necesidades de asistencia y seguridad social de los venezolanos,  debía tener como base de sostenibilidad, un porcentaje de los excedentes de la producción nacional, no solo petrolera, sino petroquímica, minera, agroindustrial y agropecuaria. Una base de financiamiento lo más diversificada posible, incluso, con parte de las rentas de inversiones internacionales, manejadas por uno o varios fondos de inversión según el modelo de los fondos Noruegos, los más exitosos del mundo y que permiten a los jubilados una pensión del orden de tres mil dólares mensuales.

PLAN ESTRATEGICO DE DESARROLLO PARA MAYOR CALIDAD DE VIDA COMO RESPUESTA AL CARNET PARA ALIMENTOS CLAPS/HAMBRE

La conclusión más importante de ese evento fue, que los partidos políticos procedieran a convocar a los representantes de la sociedad civil organizada, para que juntos diseñaran un Plan Político con el que pudiera hacérsele frente a la amenaza del uso de los “carnets para alimentos de hambre/claps”. Lamentablemente a pesar de nuestra insistencia y de viajar a Caracas a las sedes de los principales partidos, y a otras organizaciones de la sociedad civil, no pudimos convencerlos de que se convocara nuevas reuniones para elaborar dicho plan.

CONSECUENCIAS DE LA ESTRATEGIA DE LOS CLAPS EN ELECCIONES DE GOBERNADORES DEL 15 DE OCTUBRE

Lo que temíamos que pasara desde 2014, lamentablemente ocurrió. El hambre que pasan hoy los más pobres de Venezuela comenzó a jugar un papel principalísimo en las elecciones y la prueba la vimos en la recién elección de gobernadores. Según la lógica de quien está pasando hambre, el miedo a pasar más hambre de la que actualmente ya está padeciendo y el control político a través de los toldos o “puntos rojos” a la entrada de los centros de votación hizo que miles de los más vulnerables de la población se vieran obligados a votar por los candidatos del gobierno (para poder comer). Según cifras aparecidas en los medios de comunicación,  ya son 3.4 millones de personas que portan esos carnets para acceder a las bolsas Claps/hambre y la mayoría de ellos, según las cifras aportadas por las encuestadoras antes de las elecciones, y las presentadas por el CNE, votaron asustados de perder la única opción de comida que tienen actualmente, incluso más de 600 mil personas que votaron por la oposición en la elección de la Asamblea Nacional en 2015, también votaron por los candidatos rojos, seguramente con la expectativa que le brinda ese carnet.

¿QUE HACER?

La respuesta a esta estrategia de poner a pasar hambre a todo un pueblo para después ofrecerle un carnet con el cual pueda comprar una bolsa de alimentos (claps) es una demostración de baja condición humana, y peligrosa contravía al camino de desarrollo social y económico de toda nación, arriesgándola a sucesos que terminen en su desaparición o colonización. Esto lo entendieron desde la época de 1970 casi todos casi todos los países del Mundo y por eso emprendieron la creación de PLANES ESTRETAGICOS DE DESARROLLO con los que no solo salieron de sus crisis sino que han logrado el progreso y la riqueza de sus ciudadanos, que ahora disfrutan un alto nivel de calidad de vida. Existen más de cien ejemplos entre ellos los casos de Chile, Perú, Ecuador, España, Corea del Sur, Namibia en África, Singapur, Vietnam y casi todas las ciudades y países del mundo ya lo practican. Venezuela, por desgracia,  está en un reducido grupo de no más de 8 países en el mundo, como Haití y otros muy pobres y atrasados, donde todavía sus ciudades y estados no tienen Planes Estratégicos para lograr sus objetivos de desarrollo socioeconómico y la sociedad, incluso la más “culta” sigue indiferente e ignorante.

ESPERANZA DE QUE EN EL ZULIA COMIENCE LA PROSPERIDAD

En el Aula Magna de la URU más de 1.000 personas de los diferentes sectores de la iniciativa privada del Zulia fuimos testigos de la presentación de la propuesta programática de gestión de gobierno para el periodo 2017-2021 que bajo el Titulo CONOCE NUESTRO PLAN hizo el nuevo gobernador del Estado Zulia Juan Pablo Guanipa. Calidad en el contenido y convicción del orador, nos motivaron a aplaudir varias veces su presentación. Vimos claramente que Juan Pablo entiende cual es el camino hacia el desarrollo. He escrito varias decenas de artículos de opinión y en todos me he esmerado en explicar que solo mediante un Plan Estratégico de Desarrollo podremos salir de la crisis actual y lograr los empleos, el valor agregado y calidad de vida que ello proporciona, hasta ahora muy pocos lo han entendido.

¿CUAL DEBE SER LA RESPUESTA DE LOS ZULIANOS?

Los Zulianos tenemos que responder si queremos Carnets para comprar bolsas Claps y calmar el hambre o si queremos un Plan Estratégico de Desarrollo que nos garantice un futuro de riqueza y prosperidad para todos los venezolanos, como lo han logrado en casi todos los países del mundo.

Quienes no quieran vivir bajo el temor permanente de pasar hambre y por el contrario, deseen un futuro de prosperidad para sus hijos, exijan que en Maracaibo, en el Zulia y en el país se elaboren y ejecuten Planes Estratégicos de Desarrollo, eso sí que sean de consulta abierta como lo ordena el artículo 299 de la Constitución de la Republica, pues, cualquier otra forma a la que llamen plan solo servirá para más engaño, improvisación, manipulación, corrupción, miseria y hambre.

Si apoyas nuestra propuesta, comparte este artículo con tus contactos y suscríbete a nuestra página www.propuestapais.org; más temprano que tarde comenzaremos a aplicar la planificación estratégica, saldremos de la crisis y lograremos el bienestar de nuestras familias y comunidades.

 

Fundación Propuesta País

Néstor Rincón

Sígueme en twitter @Nestorrinconf

Presidente

 

A %d blogueros les gusta esto: