QUEREMOS SER RICOS O POBRES, USTED MISMO DECIDALO

Julio Borges escribió en twitter que teníamos un país rico, y García Banchs, economista y popular crítico del gobierno y de la MUD, le respondió, “el Presidente de la Asamblea Nacional necesita con urgencia, asesoría en materia económica, Venezuela es un país pobre y de pobres”.

Acaso un país endeudado, con la producción en el suelo, miles de empresas cerradas, la tasa de desempleo en niveles record y más del 90% de la población en un grave empobrecimiento progresivo, ganando el equivalente a un dólar diario que apenas le permite sobrevivir, ¿es un país rico?

Los venezolanos no queremos ser pobres, nadie quiere ser pobre ¿o sí?. Menos aquel que dijo, “ser rico es malo”. Como podría ser malo, ser rico, para quien viajo por medio mundo en un ostentoso avión de 62 millones de dólares, llegando a hoteles de 5.000 dólares la noche y despilfarrar miles de millones de dólares, de lo que debería ser el sagrado tesoro público venezolano, con el único propósito de satisfacer su ego narcisista. Hay que ser muy hipócrita o estúpido para creerse semejante ironía.   

LOS PLANES ESTRATEGICOS SON LA UNICA SOLUCION A LA CRISIS

Venezuela está seriamente endeudada y en grave proceso de recesión económica debido a que tiene la peor gestión pública de la historia del mundo, según la prestigiosa revista The Economic. Los especialistas dijeron: “es el país peor administrado del mundo”. Alcaldías, Gobernaciones y Ministerios no rigen su gestión por planes surgidos del trabajo conjunto con el sector privado, ni de la consulta ciudadana abierta, sino de actos improvisados que favorecen la corrupción. Esa es la causa del crecimiento de la pobreza.

¿Tenemos potencial para ser ricos, como los chinos? Sí. China es el país que produce más ricos día a día. Haya ser rico es bueno, porque es símbolo de éxito empresarial, innovación, de producción masiva de bienes y servicios competitivos, de renovadas ciudades arboladas, planificadas centímetro a centímetro, con altísimos estándares de calidad de vida; centros comerciales lujosos, carros último modelo y ropa fina que no se encuentra ni en Europa. Así va también Miami, que ocupa el segundo lugar como ciudad de mayor desarrollo en USA. ¿Qué tienen en común? Planes ejecutados con disciplina.

En 1986 Doral era una pequeña ciudad del condado de Miami Dade, pantanosa con muchos zancudos. Vivíamos con miedo de salir al patio por la presencia de caimanes. 31 años después se ha convertido en una hermosa ciudad alabada por el propio Trump que tiene allí, un famoso Club de Golf. Todo construido en base a planes. No existe improvisación posible. Es como un GRAN CONDOMINIO bien organizado y administrado. Los planes han sido bien concebidos por sucesivos alcaldes en conjunto con representantes de la iniciativa privada. La consulta ciudadana es obligatoria para cualquier decisión que pueda impactar su desarrollo. Un fenomenal puente aéreo que conecta la autopista 826 con la 836 que ayuda la salida del aeropuerto, fue planificado hace 25 años y recién lo inauguraron el año pasado. A la autopista Turnpike que une las ciudades de la Costa Atlántica, desde Homestead (cerca de Cayo Hueso) en el extremo Sur, hasta Wildwood, arriba de Orlando, ciudad de Disneyworld, le han hecho infinidad de puentes de entrada y salida a las ciudades colindantes, para permitir mayor fluidez del tráfico. Eliminaron todos los peajes para ahorrar tiempo a conductores, allá el tiempo vale más que el oro, porque lo usan para medir la productividad de personas y empresas. Ahora los carros no tienen que parar ni reducir la velocidad, pueden pasar a toda velocidad por los sitios de antiguos peajes, porque sensores aéreos captan la señal de una pequeña calcomanía pegada en el vidrio delantero y el cargo de peaje por uso de la autopista, va directo a su cuenta bancaria.

¿PODEMOS LOGRAR EN VENEZUELA SER RICOS COMO EN MIAMI O CHINA?

Claro que sí. ¿Qué tenemos que hacer? Lo primero es, superar el obstáculo que representan dirigentes políticos, que aferrados a arcaicos esquemas caudillistas, populistas y autoritarios del siglo XIX, se oponen a la planificación. No trabajan, ni permiten que nadie trabaje en Planes de Desarrollo para las ciudades y Estados del País. Por acción u omisión se oponen a la Planificación Estratégica como método para alcanzar el desarrollo socio económico, a pesar de ser un mecanismo de probado éxito en todo el mundo y estar ordenado en el artículo 299 de la Constitución Nacional. Ellos prefieren que no haya planes ni coordinación entre los entes de gobierno y los representantes de la iniciativa privada, porque improvisar le resulta más fácil. No desean supervisión transparente en la gestión pública, control en obras, o que se analicen y comparen los resultados concretos obtenidos, con los objetivos específicos definidos en procesos de planificación.

COMO QUITAR LOS OBSTACULOS QUE NOS IMPIDE SER RICOS

Obligando que el debate político sea compartido, por un lado, abrir espacios para el debate ideológico (izquierda, derecha, centro, ambientalistas, demócratas cristianos, socialdemócratas, o cualquier otra corriente) y por otro, debatir propuestas de planes para la solución de los problemas de los venezolanos. Debatir cómo llegar a ser ricos como los Chinos, Mayameros, Medellidenses, Barceloneses o Coreanos. Cuál es el mejor Plan de Desarrollo, para mayor calidad de vida de nuestras familias, producir buenos empleos, productivos y bien pagados, generar valor agregado en las empresas, crear mejores ciudadanos, vivir en una sociedad moderna y segura. Como sacarle provecho al potencial de nuestras ciudades y Estados. Que alcaldes, gobernadores y ministros midan su desempeño en base al resultado de sus planes. Crear mecanismos que obliguen su cumplimiento, so pena de ser enjuiciados. Debatir lo ideológico y los planes de desarrollo al mismo tiempo es tan fácil como “caminar y comer chicle al mismo tiempo”, lo demás son burdas excusas para engañar ignorantes o inocentes.

Que cierta dirigencia le esconda al ciudadano común la importancia del tema de la planificación estratégica como solución a la crisis es comprensible, porque sabemos que no quieren compartir sus “fundos” de poder, ni rendir cuentas. Pero que hombres preclaros como Garcia Branch, no hayan asumido el tema de la Planificación Estratégica de Consulta Abierta (NORMA PECA) en plena crisis me resulta incomprensible. El debería saber que este es el método que ordena el artículo 299 de la Constitución Nacional, como base del Sistema Socioeconómico de la Republica para alcanzar los objetivos de desarrollo del país. Lo mismo ocurre con otros intelectuales de figuración pública, miembros de las Academias, Gremios Empresariales, Profesionales, Sindicales, Estudiantiles, Universidades y decenas de representantes de la iniciativa privada.

IGLESIA CATOLICA, UNICA QUE SACA LA CARA POR LOS POBRES DEL PAIS.

Primero fue Monseñor Diego Padrón en nombre de la Conferencia Episcopal Venezolana y luego el 14 de octubre pasado, el llamado Papa Negro Arturo Sosa, quienes de manera categórica dijeron públicamente que, ni el gobierno ni la oposición tienen Planes para desarrollar el país. Y los honorables Sacerdotes tienen razón.

La única solución para sacar a Venezuela de la crisis y hacerlo un país rico, es aplicar la Planificación Estratégica en ciudades y estados como lo ordena la constitución. La elaboración de Planes corresponde a los Consejos de Planificación locales y regionales, aprobarlos, a los órganos legislativos, (cámaras municipales y Consejos Legislativos), convertirlos en decreto y ejecutarlos a los alcaldes y gobernadores de turno. No hay otra solución viable, rentable y sustentable. Para luego es tarde.

Si quieres rico y vivir en un país rico, de gente rica, condiciona tu apoyo político, exígele a tus dirigentes que presenten sus propuestas de planes de desarrollo para tu ciudad y estado. Así apoyaras el desarrollo del país. Difunde este artículo por todos los medios posibles. Suscríbete a www.propuestapais.org.

Fundación Propuesta País

Néstor Rincón  @Nestorrinconf

Presidente.-

 

A %d blogueros les gusta esto: